Documento sin título
  • Jardín Botánico de Bogotá

    Jardín Botánico de Bogotá

    III ENCUENTRO DE ORQUÍDEAS DEL JBJCM Y XV EXPOSICIÓN NACIONAL DE ORQUÍDEAS DE LA ABO

    Av. Cll 63 # 68-95, 22 al 25 de Septiembre de 2016. Más...

  • Drácula

    Drácula

    senex furens

    N.Peláez, Buitr.-Delg. & Gary Mey. 2009 Más...

  • Masdevallia

    Masdevallia

    aenigma

    Luer & R.Escobar 1982 Más...

  • Lycaste

    Lycaste

    macrophylla

    (Poepp. & Endl.) Lindl. 1843 Más...

  • El Género

    El Género

    Cattleya

    Cuenta con más de 120 variedades Más...

XV ExposiciónNacional de Orquídeas 2016

  • Icon

    JARDÍN BOTÁNICO DE BOGOTÁ

    III ENCUENTRO DE ORQUÍDEAS DEL JBJCM Y XV EXPOSICIÓN NACIONAL DE ORQUÍDEAS DE LA ABO
    Instalaciones: Jardín Botánico de Bogotá
    Av. Cll 63 # 68-95
    22 al 25 de Septiembre de 2016.

Cursostaller teórico práctico

¿Cómo navegar?en el sitio web

Fue descubierto para los europeos por Julius von Warscewicz en su viaje por Sudamérica en 1850 - 1852. En 1854 el orquidólogo alemán H. G. Reichenbach f. publicó las especies que había recolectado Warscewicz en sus viajes, entre las que incluyó esta especie de Odontoglossum (Bonplandia 2: 100. 1854).

El Odontoglossum gloriosum fue descubierto para la ciencia por el colector belga Luois Joseph Schilim, hacia 1850, en la Provincia de Soto (actualmente Departamento de Santander) “en bosques de robles, 8000-9000 pies” (=2400 – 2700 msnm), fue descrita y publicada por el botánico alemán H.G. Reichenbach f. en compañía del belga J. Linden en 1854 (Bomplandia 2: 278). Probablemente se trata de la zona montañosa al norte de Bucaramanga. Sin embargo, entre las imágenes dejadas por la Expedición Botánicase encuentra el dibujo de una flor que, aun que está identificada como Odontoglossum naevium, pienso que corresponde más bien a Odontoglossum gloriosum, ya que la anterior especie no se ha encontrado en la zona recorrida por la Expedición Botánica, mientras qe la segunda si es abundante en la zona cercana a Bogotá. De esta manera los verdaderos descubridores de la especie fueron Mutis y su compañero de Expedición. Sólo que estos dibujos se quedaron guardados primero en Santafé y luego en Madrid, hasta que finalmente se publicaron (2000).

El odontoglossum nevadense (o, si prefieren, Oncidium nevadense), fue descubierto para la ciencia europea en 1868 por Gustav Wallis en la Sierra Nevada de Santa Marta y publicado por Reichenbach f. en 1870. Pocas veces ha sido reencontrado en la misma región, aunque recientemente ha sido descubierto de nuevo, a alturas al rededor de los 2000m.

Por: Padre Pedro Ortíz V. y Luis E Álvarez O.

Esta especie es probablemente las más conocida internacionalmente del género Odontoglossum. La planta fue dibujada bellamente por un pintor anónimo de la Expedición Botánica y el original se conserva en el Jardín Botánico de Madrid (reproducido en el tomo XI [orquidáceas, V] de la Flora de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, lámina XVII (Madrid, 2000). Sin embargo la descripción científica fue hecha por el botánico inglés John Lindley en 1845, con base en unas plantas encontradas por K. Th. Hartweg entre Zipaquirá y Pacho hacia 1841 – 1842. Entonces se suscitó una verdadera fiebre por importar estas plantas a Europa y cargamentos de ellas fueron sacados de las montañas de Cundinamarca, muchas de las cuales perecieron en el camino o en los barcos que las transportaban.

Una de las especies más llamativas del género Odontoglossum el Odm. Luteopurpureum, Plantas de esta especia habían sido recolectadas por la Expedición Botánica dirigida por José Celestino Mutis; el pintor de la escuela quiteña Francisco Escobar Villaroel hizo un excelente dibujo que se conserva en el jardín Botánico de Madrid y ha sido reproducido en el tomo XI de la Expedición Botánica. Sin embargo estos dibujos no fueron publicados y la especie no recibió nombre oficial. Fue más tarde, cuando el luxemburgués Jean-Jules Linden vino a coleccionar plantas para el Jardín Botánico de Bruselas cuando esta especie se dio a conocer al mundo científico. Él encontró en 1.843 unas plantas de esta especie en el Quindío y las envió a John Lindley, la mayor autoridad de orquídeas de su época, quién en 1.846 la describió y le dio el nombre de Odontoglossum luteopurpureum. El epíteto específico significa en latín “amarillo-morado”, se refiere al color del fondo de los sépalos,  pétalos y a las manchas morado-marrones que los cubren.

Boletín informativo

Noticias Asoabo, actividades recientes